· 

Carta de despedida a Irene

Rei senpai:

Aunque tu siempre fuiste más que eso para nosotros, así que me tomaré la licencia de llamarte Sensei. 

Ha sido muy difícil encontrar las palabras más acertadas para explicar lo que sentimos.

Muchos de nosotros queríamos dedicarte unas palabras, así que lo hemos intentado hacer como sabemos que  te hubiera gustado a ti:

 Sonriendo y con mucho cariño. 

Profesora, compañera, judoca y AMIGA.

Todo eso has sido y en ese orden para nosotros, porque todos los que te acompañamos hoy aquí lo podemos decir con mucho orgullo. 

Decir que nos has visto crecer sería injusto, el mundo debe saber que en realidad lo que siempre has hecho ha sido crecer con nosotros, ayudarnos, preocuparte por todos, estar ahí en lo bueno y en lo malo, animandonos y sacando lo mejor de cada uno. Creo que hablo por todos, desde los más veteranos hasta la "chavalería". 

En cierto modo cada uno de nosotros es lo que es hoy Gracias a ti, y por esos motes cariñosos que nos ponías...no sin antes conocernos. 

Como federación Vasca de Judo te vamos a añorar, tu legado en los centros escolares de Padre Orbiso, Ganivet, CEU Virgen Niña, Veracruz y Judo Club San Ignacio con los niñ@s es imborrable. Como Federación Alavesa nos hemos quedado huérfanos pero como club, hoy y sobre todo hoy queremos mostrarnos orgullosos. Orgullosos de poder decir alto y claro que, gracias a ti, no somos un club, somos una GRAN FAMILIA de judocas.

Tú fuiste la persona que más lucho por ello y por eso allá donde estés queremos que te sientas orgullosa de nosotros.

Esto no es un adiós, esto no es un hasta siempre, tu recuerdo y tu legado permanecerá entre nosotros... 

¿Sabes por qué amiga? Porque hay un trozo de ti en cada uno de nosotros. 

Hajime Irene! 

 

 

                 Judo Club San Ignacio

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Iker (sábado, 01 septiembre 2018 13:51)

    Cuando me dieron la noticia no me lo creía o no quise creerlo. Sólo al ver tu foto sonriendo (como siempre) y tener que escribir lo que había pasado en web se me partió el corazón...
    Se te apreciaba por tu manera de ser: siempre alegre, preocupada por los demás, AMIGA de tus amigos... pero lo que más me gustaba de ti era esa "luz" que transmitias a los que te rodeaban, que "enamoraba" a los más pequeños trasmitiendoles los valores del Judo como de la vida. Tanto les marcarse que muchos te siguieron hasta nuestro club.
    Se nos ha ido nuestro "pegamento " en el Judo Club San Ignacio, la persona capaz de unir a los diferentes grupos de clase aunque la cosa vaya mal por riñas tontas... El mejor ejemplo fue el día de tu boda, Que conseguiste volver a juntarnos a todos.
    Mi último recuerdo contigo es de ese día, que pena no haberte dicho más veces todo lo que te apreciaba...D.E.P.
    Ikertxo

  • #2

    Joseph (domingo, 02 septiembre 2018 23:08)

    Hola Ireniuuus,
    Todavía sigo en shock por la noticia, no se si no me lo creo o no quiero creérmelo. Han pasado varios días ya y no puedo parar de recordar momentos que he vivido a tu lado: viajes, tardes de long, entrenamientos, tardes de moto que se estropean por la lluvia y que terminan siendo tardes de arreglar el mundo, días de surf... Y un sinfín de momentos que guardo con muchísimo cariño. Irene, te conozco desde que tengo uso de razón. Me has visto crecer y me has ayudado a ser quien soy hoy en día. Tú me has enseñado a luchar por mis sueños, me has enseñado a disfrutar de todo lo que hago, me has enseñado a dar todo lo que tengo sin esperar nada a cambio y a la vez me has dado todo sin pedirlo. Me has enseñado tanto sin darte cuenta que incluso sin estar me has vuelto a dar una nueva lección de vida, va a ser verdad que la vida son dos días y que hay que disfrutarlos lo máximo posible. Por ello, te prometo que me vas a seguir viendo crecer sin parar y me vas a ver luchar por todos mis sueños.
    Con todo esto, hoy me veo capaz de despedirme de ti, de la Irene de carne y hueso, y me quedo con tu recuerdo en el fondo de mi corazón. Hoy dejo atrás las lagrimas por la sonrisa que tanto te identificaba. Hoy me doy cuenta de que aunque duela, y duela mucho, la vida sigue y ésta te la dedico a ti.

    Sabes que el Judo Club San Ignacio nunca va a volver a ser lo mismo sin ti, pero ten claro que vamos a seguir dando guerra por ti, Irene.

    Joseph - Tu Josh


    P.D: Me beberé el Ronmiel a tu salud!